Claves para decorar tu oficina

07/12/2016

Claves para decorar tu oficina

Las oficinas han ido adaptándose a lo largo de los años a las tendencias en decoración y también, a todas aquellas corrientes que aconsejan cómo organizar o adaptar los espacios de trabajo para ganar funcionalidad o productividad.

La importancia de tener una oficina estéticamente actualizada no sólo responde a una cuestión de diseño sino también a las necesidades profesionales que surgen en cada tipo de oficina para fomentar el rendimiento y la comodidad de sus trabajadores.

El espacio es uno de los puntos que más varía según las tendencias en oficinas. En 2016 han destacado los espacios abiertos ya que fomentan el trabajo en equipo y aumentan la productividad. Los despachos separados con ventanales aportan suficiente privacidad a la vez que se gana en sensación de amplitud, si se suma unas buenas vistas y una localización acertada, la oficina será inmutable a las tendencias.

Las oficinas de Alfonso XII en Madrid disponen de espacios abierto y unas vistas espectaculares al Parque del Retiro.

Los colores, un factor al que no se le suele atribuir más importancia que la estética, son un elemento muy importante a tener en cuenta en una oficina. Los colores tienen que ser elegidos cuidadosamente ya que cada tonalidad transmite diferentes sensaciones y emociones, como dinamismo, tranquilidad o creatividad. Los colores pueden ser utilizados incluso, para dividir los espacios y separar ambientes.

Uno de los principales requisitos de una oficina actual es ofrecer comodidad, esto empieza por disponer de una silla y una mesa acordes entre sí para el máximo confort y en la medida de lo posible, que tengan un diseño ergonómico.

Los espacios de ocio y la inclusión de elementos de la naturaleza aportan dinamismo en todos los tipos de oficina y despiertan la sensación de alegría.

Y por último, ¡decora tu oficina! Personalizar cada despacho o puesto de trabajo por uno mismo ayuda a identificarse con la empresa y a aumentar el corporativismo. Poner algo de uno mismo aumenta la sensación de pertenecer a un equipo y formar parte de la compañía. 

Más artículos de Colonial